24 de noviembre de 2016

Obabakoak

Obabakoak

Obabakoak reúne las apasionantes historias de los habitantes del territorio de Obaba: el profesor de geografía que recuerda su extraña relación amorosa con una chica que sólo conoce por sus cartas, la joven maestra que tiene que aprender a combatir la soledad a lo largo de un frío invierno, la relación de un canónigo con un niño perdido en el bosque, el escritor que da un giro a su vida cuando descubre un detalle asombroso en la ampliación de una vieja foto de la escuela... 

Bernardo Atxaga hila con maestría todas estas historias para celebrar el poder de la palabra: las viejas cartas donde se consignan los secretos y las confesiones más íntimas, los recuerdos, los libros que nos llevan a otros lugares y que nos tienden una mano para rescatarnos de la soledad. "Hay humor, ironía, magia, misterio y un lenguaje poético magistral. Leerlo es un placer." Publishing News.

Admirada por miles de lectores, elogiada por la crítica y traducida a numerosas lenguas, Obabakoak destaca por la perfección con que se engarzan las historias que presenta, así como por la arrebatadora imaginación de su autor y la maestría con que éste consigue implicar al lector en los ambientes y situaciones que describe. Esta joya literaria contiene también una de las más conmovedoras refleciones sobre la escritura y literatura vascas. Premio Nacional Euskadi entre otros, Obabakoak contiene imágenes, mundos y personajes que no abandonarán fácilmente la memoria del lector.

Bernardo Atxaga

Bernardo Atxaga (Asteasu, Gipuzkoa, 1951), es seudónimo de Joseba Irazu Garmendia. Licenciado en Ciencias Económicas por la Universidad de Bilbao, desempeñó oficios variopintos (maestro de euskera, guionista de radio, librero, economista ...) hasta que, definitivamente, a comienzos de la década de los ochenta, consagró su que hacer exclusivamente a la literatura. 

Autor, entre otros, de Obabakoak, (1989, Premio Euskadi, Premio Nacional de Narrativa, finalista en el European Literary Award, IMPAC), El hombre solo (1994), Dos hermanos (1995), "Esos cielos (1997), El hijo del acordeonista (2004, Premio Grinzane Cavour, Premio Mondello, Premio Times Literary Supplement Translation Prize), Siete casas en Francia (2009, finalista en el Independent Foreign Fiction Prize 2012, finalista en el Oxford Weidenfeld Translation Prize 2012) y Días de Nevada (2013). 

Su obra puede leerse en 32 lenguas, y ha sido llevada al cine por Montxo Armendariz (Obaba, 2005), Aizpea Goenaga (Zeru horiek, 2006) e Imanol Rayo (Bi anai, 2011). Es miembro de la Academia de la Lengua Vasca y director de la Revista Erlea.

El balcón en invierno

El balcón en invierno


Un relato de formación que retrata un país y una época, por uno de los más grandes novelistas españoles.Asomado al balcón, debatiéndose entre la vida que bulle en la calle y la novela que ha empezado a escribir pero que no le satisface, el escritor se ve asaltado por el recuerdo de una conversación que tuvo lugar cincuenta años antes, en otro balcón, con su madre. «Yo tenía dieciséis años, y mi madre cuarenta y siete. Mi padre, con cincuenta, había muerto en mayo, y ahora se abría ante nosotros un futuro incierto pero también prometedor».


Este libro es la narración emocionante de una infancia en una familia de labradores en Alburquerque (Extremadura), y una adolescencia en el madrileño barrio de la Prosperidad. Es también el relato, a veces de una implacable sinceridad, otras chusco y humorístico, de por qué oscuros designios del azar un chico de una familia donde apenas había un libro logra encontrarse con la literatura y ser escritor. Y de sus vicisitudes laborales en comercios, talleres y oficinas, mientras estudia en academias nocturnas, empeñado en ser un hombre de provecho. Pero dispuesto a tirarlo todo por la borda para ser guitarrista, y vivir como artista. Y en ese universo familiar de los descendientes de hojalateros, surge un divertidísimo e inagotable caudal de historias y anécdotas en el que se reconoce la historia reciente.

Luis Landero

Luis Landero (Alburquerque, Badajoz, 1948) se licenció en filología hispánica por la Universidad Complutense, ha enseñado literatura en la Escuela de Arte Dramático de Madrid y fue profesor invitado en la Universidad de Yale (Estados Unidos). Se dio a conocer con Juegos de la edad tardía en 1989 (Premio de la Crítica y Premio Nacional de Narrativa 1990), novela a la que siguieron Caballeros de fortuna (1994), El mágico aprendiz (1998), El guitarrista (2002), Hoy, Júpiter (2007, XV Premio Arcebispo Juan de San Clemente) y Retrato de un hombre inmaduro (2010). 

Traducido a varias lenguas, Landero es ya uno los nombres esenciales de la narrativa española. Ha escrito además el emotivo ensayo literario Entre líneas: el cuento o la vida (2000), y ha agrupado sus piezas cortas en ¿Cómo le corto el pelo, caballero? (2004). Absolución, su novela más trepidante, es una delicada historia de amor, una cuenta atrás que no da tregua, y un inspirado relato de aprendizaje y sabiduría a través de un elenco de personajes inolvidables.

Francamente, Frank

Francamente, Frank


Francamente, Frank, es una novela deliciosa y, al mismo tiempo, alta literatura, con una prosa llena de hallazgos formales y con un estilo flaubertiano, que describe minuciosamente el entorno, captando la misteriosa vida de los objetos.

Inmune al patriotismo superficial, Ford apunta que Estados Unidos exporta infelicidad. Sin embargo, es demasiado inteligente para sucumbir por completo al Pesimismo. A pesar de todo, vivir es algo asombroso.

El mundo se justifica por la brisa del mar, una mañana de sol o unas buenas palabras. O por una mente como la de Frank, que relata su peripecia sin rencor ni esperanza. La vida es ir restando, pero mientras el tiempo hace su trabajo, lo mejor es refugiarse en "el Yo por Defecto", ya que un ego pequeño y discreto es la mejor maleta para transitar por un mundo que sólo se salvará mediante la belleza.

Richard Ford


Nació en 1944 en Jackson (Mississippi, EEUU). Tras graduarse en Literatura en la Universidad de Michigan y trabajar de ayudante de maquinista en Missouri, dio clases en la escuela secundatia de Flint, Michigan, y se alistó en los Marines, siendo licenciado tras contraer hepatitis.

Es uno de los escritores americanos agrupados bajo la denominación de "realismo sucio". Se inició escribiendo relatos para revistas  antes de terminar su primera novela, "A Piece of My Heart", en el año 1976. Trabajó en la revista de deportes Inside, experiencia que le sirvió de base para escribir su primera novela de éxito "The Sportswriter (1986), que fue nombrado uno de los cinco mejores libros de ese año por la revista Time. Posteriormente publicó un libro de relatos cortos "Rock Springs" (1987) y en 1990 la novela "Wildlife". El reconocimiento mundial le llegó con "Independence Day", novela que obtuvo el premio Pulitzer y el PEN/Faulkner para ficción. En 2006 publicó "The Lay of the Land.

Fue profesor en el Bowdoin College en 2005, apenas durante un semestre. En 2008, dio clases como profesor adjunto en el Oscar Wilde Centre en la Escuela de Inglés en el Trinity College de Dublín, Irlanda, enseñando escritura creativa. Asumió el cargo de profesor de ficción de la Universidad de Mississippi en otoño de 2011. En 2016 fue galardonado con el Premio Princesa de Asturias de las Letras tras ser seleccionado entre 21 candidatos de 16 nacionalidades distintas.

La tía Tula

La tía Tula


La tía Tula, sin duda la más popular de las novelas de Miguel de Unamuno (1864-1936), es, según su autor, «la historia de una joven que, rechazando novios, se queda soltera para cuidar a unos sobrinos, hijos de una hermana que se le muere. Vive con el cuñado, a quien rechaza para marido, pues no quiere manchar con el débito conyugal el recinto en que respiran aire de castidad sus hijos. Satisfecho el instinto de maternidad, ¿para qué perder su virginidad? Es virgen madre». 

Pero sobre este cañamazo argumental teje Unamuno una obra cargada de sentidos plurales: Tula, la protagonista, que encarna la concepción tradicional de la familia y de la mujer y que es, a al vez, víctima de ella, ejemplifica la figura del agonista unamuniano dividido en mil contradicciones. Anna Caballé, profesora de Literatura Española de la Universidad de Barcelona, ofrece en la Introducción un estudio que explora en los distintos planos –ideológico, psicológico y artístico- las numerosas sugerencias que en La tía Tula se condensan.


Miguel de Unamuno

Miguel de Unamuno y Jugo (Bilbao, 1864-Salamanca, 1936) cursó estudios en la Universidad de Madrid donde se doctoró en Filosofía y Letras con la tesis titulada Crítica del problema sobre el origen y prehistoria de la raza vasca (1884). Fue catedrático de griego en la Universidad de Salamanca desde 1891 hasta 1901, en que fue nombrado rector. Formado intelectualmente en el racionalismo y en el positivismo, durante su juventud simpatizó con el socialismo. Las influencias de filósofos como Arthur Schopenhauer, Adolf von Harnack o Sören Kierkegaard, entre otros contribuyeron a que rechazara el racionalismo.

Sus meditaciones sobre el sentido de la vida humana, en el que juegan un papel fundamental la idea de la inmortalidad y de un dios son un enfrentamiento entre su razón, que le lleva al escepticismo y su corazón, que necesita desesperadamente de Dios. Sus dos grandes obras sobre estos temas son Del sentimiento trágico de la vida (1913) y La agonía del cristianismo (1925). En el año 1914 fue obligado a dimitir de su cargo académico por sus ataques a la monarquía de Alfonso XIII. Fue confinado a Fuerteventura (Islas Canarias) en 1924 por su enfrentamiento con la dictadura de Miguel Primo de Rivera. Más adelante se radica en Francia, en exilio voluntario hasta 1930, año de la caída del régimen de Primo de Rivera. Regresó a su cargo de rector en Salamanca, que no abandonaría hasta su muerte.

Su poesía exalta las tierras de Castilla, considerada la médula de España, su narrativa comienza con Paz en la guerra (1897) y continúa con Niebla (1914), La tía Tula y San Manuel Bueno, mártir (1933). Entre su obra poética destaca El Cristo de Velázquez (1920). Aunque al principio fue comprensivo con la sublevación del Ejército español que encabezó el general Francisco Franco, pronto les censuró públicamente en un acto celebrado en la Universidad de Salamanca, ciudad donde falleció el 31 de diciembre de 1936.



14 de noviembre de 2016

14

14

En la tarde de sábado del 1 de agosto de 1914 un hombre sale a montar en bicicleta. El fuerte viento está a punto de hacerle caer cuando llega a la cima de un pequeño altozano que domina la región donde vive y, desde lo alto de aquel, observa, antes de oírlas, el agitar de campanas en las iglesias de los pueblos. En esa plácida tarde de sábado veraniego acaba de declararse la Gran Guerra. Una guerra que desde la perspectiva de los que viven ese comienzo va a durar menos de un mes y que acabó durando más de cuatro años, hasta noviembre de 1918, y produciendo más de 8 millones de muertos. 

En un breve libro de apenas un centenar de páginas, Jean Echenoz es capaz de trasladarnos al corazón de la guerra desde el punto de vista de cinco soldados franceses y la mujer que espera el hijo de uno de ellos. Desde esa mañana ya citada, pasamos por el reclutamiento, encuadramiento y traslado al frente, con la conversión de civiles en soldados que pasan  a formar parte del engranaje militar francés.

Jean Echenoz

Jean Echenoz (Orange, Francia, 1947) estudió Sociología e Ingeniería Civil. Publicó su primer libro en 1979 con el título de "El meridiano de Greenwich" y su obra ha cosechado importantes premios, como el Médicis por "Cherokee" en 1983, el prestigioso Premio Goncourt por "Me voy" en 1999 o los Premios Aristeion y François Mauriac en 2006 por "Ravel". Este autor colaboró en el diario L'Humanité y desarrolló varios guiones cinematográficos para distintos directores de cine franceses.

Sus textos se caracterizan por su estilo sencillo, a la par que imaginativo y sorprendente. Considerado por muchos críticos como el primer autor post-nouveau roman y uno de los grandes escritores franceses contemporáneos, Echenoz defiende la libertad narrativa y el derecho del escritor a innovar y escapar de las normas clásicas literariases

Su trilogía "Ravel", "Correr" y "Relámpagos", basada en la historia de personajes reales (el músico Maurice Ravel, el corredor Emil Zápotek y el científico Nikola Tesla, respectivamente) se encuentra en un terreno intermedio entre la biografía y la novela, sin que pueda enmarcarse por completo en ninguno de los géneros definidos por los cánones.